Consejos para hacer abdominales sin lesionarte

Hacer abdominales de una forma incorrecta puede generarte ciertas lesiones. Por ejemplo, puede terminar doliéndote la espalda impidiéndote que puedas continuar con tu plan de ejercicios en los siguientes días. Por lo tanto, hoy queremos darte algunos consejos para que puedas hacer abdominales sin asumir riesgo alguno. Para ello, tendrás que disponer de algún material fundamental.

Una colchoneta es un básico para los abdominales

Si has hecho abdominales sin colchoneta te habrás dado cuenta del dolor que siempre aparece en tu columna vertebral. Cuando el cuerpo baja antes de subir para hacer la próxima dominada, la columna choca contra el suelo y, aunque tengas cuidado, aparecerá un punto rojo en tu espalda como señal de que te falta un recurso básico, una colchoneta que puede ser de aeróbic o plegada para guardarla fácilmente.

Notarás una gran diferencia entre hacer abdominales con colchoneta y sin colchoneta. Disfrutarás de un ejercicio mucho mejor realizado, sin dañar tu cuerpo y evitando lesiones. Ten precaución con intentar sustituir la colchoneta con una alfombra, ya que igualmente dañarás tu espalda. Por tanto, ten esto en cuenta.

No hagas fuerza con el cuello

El cuello es una parte bastante sensible que puede verse perjudicada si haces los abdominales mal. Cuando te levantas puede que en lugar de hacer fuerza con el abdomen, la hagas con el cuello. ¿Te das cuenta de que incluso pones en tensión los hombros? Pues esto lo debes tener en cuenta para evitar lesiones en las cervicales que pueden generarte mucho malestar y  mareos en los días posteriores.

Haz las planchas adecuadamente

Las planchas son un excelente ejercicio para hacer abdominales. Al hacerlas debes vigilar que tu cuerpo quede recto, no la espalda curvada hacia arriba o hacia abajo. Esto no solo hará que el ejercicio sea poco eficaz, sino que puede causarte dolor en la espalda o incluso en el cuello. Recuerda relajar los hombros y llevar tu mirada hacia delante cuando las hagas. También, no te olvides de la colchoneta.

Si quieres, puedes hacer uso de un juego de barras para proteger tus codos y tus muñecas. Así puedes realizar planchas de una forma muy cómoda sin que te duelan los cómodos y evitando dolores que pueden durarte todo el día. Como son antideslizantes te sentirás muy seguro al usarlas y tu entrenamiento será más eficaz.

Sujeción para los pies, fundamental

Un problema que seguro tienes cuando practicas abdominales es que puede que los pies se te levanten del suelo. Esto te provoca molestias y que puedas destinar toda la fuerza a otras partes de tu cuerpo que no sean íntegramente el abdomen. Por eso, un apoyo para abdominales que se fije a cualquier puerta es un interesante accesorio. Ya podrás realizar abdominales en casa sin frustrarte.

Empieza poco a poco

Parece una recomendación muy básica, pero a veces merece la pena recordarla. Empezar poco a poco es fundamental para evitar lesiones. Por ejemplo, si has comenzado a utilizar una rueda abdominal o de entrenamiento puede que quieras, al desplazarte hasta delante, llegar a poner tu cuerpo en línea recta para trabajar más los abdominales. Pero, sin un buen tono, lo que conseguirás será forzar tu espalda.

Empieza desplazándote hacia delante manteniendo el cuerpo recto, sin curvar la espalda. Hazlo y descubre cómo responden tus abdominales y si puedes ir un poco más allá la próxima vez. La rueda abdominal es un accesorio muy útil, pero tienes que usarlo bien. Cuidado con curvar la espalda como si estuvieras en posición de vaca.

Ahora que ya sabes lo que debes tener en cuenta para hacer abdominales sin lesionarte, ¿a qué esperas para empezar a ponerlos en práctica? Siempre ten muy presente tu capacidad, no por querer hacerlo todo desde un primer momento lo vas a hacer mejor. Con una buena alimentación y un ejercicio regular conseguirás los resultados que buscas. Pero, si te lesionas, todo habrá sido en vano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.